“En tiempos de globalización, el testimonio de Radio Cáritas es precioso porque tiene una identidad en estos sustantivos transmitidos a los hogares: paz y bien”, afirmó el Mons. Edmundo Valenzuela Mellid, Gran Canciller de la UC, durante la homilía de la misa por los 82° de la emisora universitaria.

Ante la presencia de directivos de la Universidad Católica, del Arzobispado de Asunción, funcionarios de la radio y oyentes, se celebró la misa con motivo de los 82 años de existencia y servicio de Radio Cáritas, en la Capellanía Virgen de la Asunción.

En su homilía, el Mons. Edmundo Valenzuela Mellid, Arzobispo Metropolitano de la Santísima Asunción y Gran Canciller de la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción”, relató la historia de la radio e hizo mención a los jóvenes que, hace 82 años, se unieron para crear la primera AM católica del Paraguay y la primera en el mundo posterior a Radio Vaticana de la Santa Sede, como ejemplo de la sana rebeldía para crear cambios en la sociedad: “A eso se refiere el Papa, cuando invita a que hagan lío, pero que lo organicen bien”.

“Paz y bien, en momento de globalización, es una luz potente para los medios de comunicación porque hace referencia a la verdad y la verdad es Cristo Jesús. Hoy, más que nunca se trata de buscar la verdad. En medio de la turbulencia, de tanta violencia, asaltos, robos, en una sociedad donde la gente vive intranquila, Radio Cáritas promueve una profecía de vida que promueve la paz, que Jesús pronunciaba con el nombre de shalom, cuya connotación tiene una característica grandiosa de todo el bienestar que Dios quiere para la humanidad”, sostuvo el Monseñor.

Al mismo tiempo, destacó la importancia del anuncio de Dios, a través de los medios de comunicación, para que cada persona viva en plenitud y conformada como familia de Dios. También, señaló el otro sustantivo que identifica a la 680 AM: “El bien refiere a la bondad que vine de Dios, es todo lo que necesita el ser humano para su realización. Cuando estamos en nuestras actividades hagamos el bien a los demás y hagamos nuestras tareas bien hechas”.