Como resultado de un trabajo de tesis, Jorge Sanabria Portianka desarrolló una aplicación para teléfonos celulares inteligentes que permite la conversión de la voz humana en imágenes de señas, el cual tiene una probada ventaja para comunicarse con las personas sordomudas en el ámbito escolar.

Jorge Sanabria, estudiante de Informática, consiguió desarrollar una aplicación digital que permite traducir la voz humana en imágenes utilizando un teléfono inteligente con el sistema operativo Android.

El servicio de lenguaje de señas paraguayo (LSPY) captura la voz a través del micrófono del teléfono, sintetiza el audio en una frase y devuelve, a través de la pantalla, una imagen en formato gif específica.

Disponible para su descarga en Play Store, sin costo alguno, la herramienta favorece a las personas sordomudas, especialmente en edad escolar, su inclusión en el sistema educativo y en el sistema laboral.

Este sistema permitirá a un docente de básico o secundaria, que no conoce el lenguaje de señas, establecer una comunicación efectiva con un niño, una niña o un adolescente impedido de voz y escucha .

LSPY, que reconoce efectivamente la voz del usuario y realiza con éxito la traducción a representaciones de gestos, fue implementado exitosamente en el colegio «Antonio Próvolo» de Encarnación.

MEJORAR CONVERSACIÓN. La motivación de Jorge fue desarrollar un sistema que propiciara la integración de sordomudos a la sociedad, «ya que en la vida cotidiana se observan sus dificultades para conversar», argumentó.

«El problema se presenta en la escuela porque no hay profesores capacitados para manejar el idioma de señas, lo que genera deficiencias en el aprendizaje, frustración y aislamiento en los educandos», explicó el tesista.

En el campo laboral existe también un rechazo a la contratación de personas con discapacidad auditiva. «En las entrevistas con el empleador, los postulantes con esta condición se vuelven vulnerables al rechazo», agregó.

La ventaja del software desarrollado en la carrera de Ingeniería Informática de la Universidad Católica ayudará a las personas sin limitación de edad a comunicarse en lenguaje de señas a través de medios visuales.

La tesis que concluyó en un servicio digital para smartphone abre la posibilidad además de generar un algoritmo para cambiar términos técnicos por sinónimos comunes e implementar imágenes en 3D con mayor nitidez.

IMPORTANCIA DE SEÑAS. El lenguaje de señas es parte de la condición humana y por tanto de enorme importancia para la comunicación porque conecta gestos del rostro y la cabeza», aclaró Sanabria.

«Los gestos reflejan un sentimiento determinado durante el diálogo, de lo contrario, el mensaje sería confuso; no es exclusividad de las personas sordas o mudas; se remonta al origen de la humanidad», explicó.

El lenguaje de señas también posee una gramática distinta al lenguaje oral. En el último caso, el orden de expresión es sujeto–verbo–objeto; en cambio, en el primer caso sujeto–objeto–verbo. Por ejemplo: «yo pan comer».

«En el mercado hay muchos softwares parecidos al mío, pero yo hice la traducción del diccionario de lenguaje de señas del Paraguay para que funcione en el nuevo programa», subrayó el creador.

OTROS SOFTAWARES. En el ámbito local existe un diccionario de lenguaje de señas de Paraguay desarrollado por la Secretaria Nacional de Tecnologías de la Información y la Comunicación (SENATICS), alojado Play Store.

En Chile, el Centro de Tecnologías de Inclusión de la Pontificia Universidad Católica creó una aplicación lúdica denominada “Sueñaletras” con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo y la Universidad de Gallaudet.

La Fundación Herramientas Tecnológicas para Ayuda Humanitaria de Colombia creó un programa, sin ánimo de lucro, para que personas con afasia o hipoacusia puedan relacionarse a traves de la Internet.

Más Información

Jorge Ramón Sanabria Portianka Ingeniero Informático
jorge@tokorre.com.py
0975 188248
| Encarnación