Carlos Ariel Pérez Bustamante, alumno del 5° año de Ingeniería Agronómica, obtuvo importante premio, entre 80 estudiantes investigadores brasileros que participaron del Congreso Brasileño de Entomología, en Gramado Rio Grande do Sul.

“Me siento muy orgulloso de haber representado a mi amada facultad, portar la imagen de la Universidad Católica y llevar en alto la bandera paraguaya. Esta experiencia me enseñó que contamos con las mismas capacidades que los demás países; la investigación y los trabajos elaborados en nuestra casa de estudios son de primer nivel”, expresa Carlos Pérez, alumno de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de Hohenau.

La Entomología Agrícola es la ciencia que se encarga de estudiar los insectos plagas que afectan y perjudican a los distintos cultivos, por ello es que la Entomología es una de las grandes ramas de la carrera de Ingeniería Agronómica.

La Sociedad Entomológica de Brasil -en asociación con la Universidad Federal de Santa María-, promueve, cada dos años, la organización del Congreso Brasileño y Latinoamericano de Entomología.

Cabe señalar que, la Facultad de Ciencias Agropecuarias de Hohenau del Campus Itapúa es una de las dos únicas instituciones educativas del país que participan de este gran congreso, el cual reúne a más de 2.000 participantes, entre investigadores, profesores, profesionales del agronegocio, consultores, productores y también estudiantes de grado y posgrado.

“Personalmente, tuve la oportunidad de participar dos veces consecutivas en este congreso; como es de costumbre, envié el resumen de mi trabajo, cuyo título es “Fluctuación poblacional de chinches pentatomideos en el cultivo de soja del distrito de Obligado”, para participar de la modalidad póster. Sin embargo, el comité de evaluación de trabajos seleccionó mi trabajo de investigación para competir en forma oral”, relata Carlos.

Para este certamen, fueron seleccionados 80 trabajos de investigación, divididos en 8 salas. De cada sala, fue seleccionado un trabajo, de los 8 se volvió a seleccionar los 5 mejores, entre ellos, figuraba el trabajo de Carlos para una última presentación, quien, por cierto, fue el único extranjero que participó del certamen científico, un criterio muy bien valorado por los jueces.

Los indicadores de la presentación fueron de esta competencia:  a) Calidad del material visual b) Capacidad de expresión c) Motivación y entusiasmo con el trabajo d) Distribución del tiempo (12 minutos para la presentación y 3 minutos para preguntas) y contenido (introducción, metodología, resultados y conclusiones) e) Conocimiento del tema y f) Calidad del trabajo.

Al recibir este importante logro en el ámbito científico, el joven embajador de la Ingeniería Agronómica expuso: “Insto a los jóvenes a que participen en los congresos, porque aparte de adquirir nuevos conocimientos, uno comienza a desarrollar la capacidad de comunicarse con estudiantes de distintas partes”.